viernes, 10 de junio de 2011

MISIONERO

Ayer a la 6 de la tarde en la Catedral de Sao Paulo, Brasil, se celebró el día del Beato José de Anchieta, el “Apóstol de Brasil” con una misa presidida por el arzobispo de Sao Paulo, el cardenal Odilo Pedro Scherer.

José de Anchieta fue un misionero jesuita español, nacido en San Cristóbal de la Laguna, Tenerife, en 1534. En 1553 llegó a Brasil donde pasó 44 años hasta su muerte en 1597, después de una labor misionera incansable, que abarcó desde la creación de gramáticas y catecismos en lenguas indígenas, la creación de misiones hasta la promoción humana de los indígenas, lo que le mereció el nombre de “Apóstol de Brasil”.

Sao Paulo tiene una vinculación especial con el padre Anchieta porque fue junto a otros jesuitas el fundador de la ciudad. Como expresaba el cardenal Odilio: “Para nosotros es una alegría saber que la ciudad nació de una misión religiosa en medio de los indígenas y, después, se expandió para acompañar a los inmigrantes y colonizadores. Nació en medio de una misión y gracias a misioneros y santos misioneros, como el beato Anchieta”.

El cardenal de Sao Paulo ha destacado que la archidiócesis de Sao Paulo está difundiendo la devoción al beato Anchieta para que sea canonizado. Por eso, ha señalado el prelado, “para nosotros es un motivo de gran alegría y estímulo misionero el dedicarle una celebración”. El Papa Juan Pablo II lo beatificó el 22 de junio de 1980, poco antes de su primera visita apostólica a Brasil.

No hay comentarios :

Publicar un comentario