lunes, 1 de octubre de 2012

PARA VIVIR EL MES MISIONERO...

La Jornada Mundial de las Misiones se celebra cada año el penúltimo domingo del mes de octubre. El próximo domingo 21 de octubre, en las comunidades cristianas del mundo entero se hace memoria de la labor misionera de la Iglesia y se vive la caridad cristiana entre todas las Iglesias locales.
En España esta Jornada, conocida como el día del DOMUND, es preparada y celebrada durante todo el mes de octubre. Por eso, durante el llamado “Octubre Misionero” se procura fomentar el espíritu misionero en los fieles, en particular, y en las comunidades cristianas, en general. Para ello, las cuatro semanas del mes se dedican a un aspecto concreto de la cooperación misionera: la oración, el ofrecimiento de la vida y del sacrificio, la colaboración económica y la promoción de la vocación misionera en el pueblo de Dios.
En este año 2012, estas semanas han de estar impregnadas del espíritu y del mensaje de los grandes y significativos acontecimientos que tendrán lugar o iniciarán su recorrido durante el mes. Del 7 al 28 de octubre se celebra en Roma el XIII Sínodo de los Obispos, dedicado a “La Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana”. Además, Benedicto XVI ha convocado un Año de la Fe, que “comenzará el 11 de octubre de 2012, en el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y terminará en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de noviembre de 2013. En la fecha del 11 de octubre de
2012, se celebrarán también los veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, promulgado [...] con la intención de ilustrar a todos los fieles la fuerza y belleza de la fe” (Porta fidei, 4). 
Hoy más que nunca se hace necesario un nuevo redescubrimiento de la alegría de creer y del entusiasmo por comunicarla. Benedicto XVI en su Mensaje para el día del DOMUND propone renovar el espíritu misionero en toda la Iglesia y acrecentar el fervor evangelizador: "También hoy, la misión ad gentes debe ser el horizonte constante y el paradigma en todas las actividades eclesiales, porque la misma identidad de la Iglesia está constituida por la fe en el misterio de Dios, que se ha revelado en Cristo para traernos la salvación, y por la misión de testimoniarlo y anunciarlo al mundo, hasta que Él vuelva" (Benedicto XVI Mensaje par el DOMUND 2012.6)

No hay comentarios :

Publicar un comentario