martes, 3 de septiembre de 2013

Intención misionera del Papa para el mes de septiembre

Para que los cristianos que sufren la persecución en numerosas regiones del mundo puedan ser, con su testimonio, profetas del amor de Cristo, es la intención misionera indicada por el Santo Padre para este mes de septiembre.
El Papa Francisco, en el Mensaje del Domund de este año, tiene en cuenta también a todos aquellos que padecen las dificultades y el sufrimiento a causa de su fe: "Dirijo un pensamiento a los cristianos que, en diversas partes del mundo, se encuentran en dificultades para profesar abiertamente su fe y ver reconocido el derecho a vivirla con dignidad. Ellos son nuestros hermanos y hermanas, testigos valientes -aún más numerosos que los mártires de los primeros siglos- que soportan con perseverancia apostólica las diversas formas de persecución actuales. Muchos también arriesgan su vida para permanecer fieles al Evangelio de Cristo. Deseo asegurarles que me siento cercano en la oración a las personas, a las familias y a las comunidades que sufren violencia e intolerancia, y les repito las palabras consoladoras de Jesús: 'Tened valor: yo he vencido al mundo'.

Benedicto XVI exhortaba: '«Que la Palabra del Señor siga avanzando y sea glorificada» (2 Tes 3,1): que este Año de la Fe haga cada vez más fuerte la relación con Cristo, el Señor, pues solo en él tenemos la certeza para mirar al futuro y la garantía de un amor auténtico y duradero' (Carta apost. Porta fidei, 15). Este es mi deseo para la Jornada Mundial de las Misiones de este año. Bendigo de corazón a los misioneros y misioneras y a todos los que acompañan y apoyan este compromiso fundamental de la Iglesia para que el anuncio del Evangelio pueda resonar en todos los rincones de la Tierra, y nosotros, ministros del Evangelio y misioneros, experimentaremos 'la dulce y confortadora alegría de evangelizar' (Pablo VI, Exhort. apost. Evangelii nuntiandi, 80)".

No hay comentarios :

Publicar un comentario