miércoles, 16 de octubre de 2013

#YO SOY DOMUND

Carlos Pérez Álvarez, periodista y responsable del departamento de comunicación de la Diócesis de Tenerife, ha conocido a bastantes misioneros y se une desde el corazón y la oración a ellos.

¿De que conoces el Domund?
Desde pequeño lo conozco porque mis padres cuando se acercaba octubre, me daban el sobre para poner ahí algún que otro ahorro para poder contribuir  con los misioneros.
Y ahora con este trabajo, con la responsabilidad que tengo, en prensa del obispado, han sido bastantes los misioneros que he conocido, que he tenido la oportunidad de entrevistar, es una campaña importante que se celebra el cuarto domingo del mes de octubre, concretamente ese día, pero no sólo, sino también a lo largo del mes donde se realizan otras actividades de concienciación de la importante labor que llevan a cabo los misioneros.

¿Por qué apoyar a los misioneros?
Hay que apoyar porque hacen una labor importantísima de evangelización, sobre todo en las zonas donde no puede llegar el Evangelio. La principal aportación que podemos hacer es orando, teniéndolos presente en nuestra oración durante todo el año, no sólo cuando se acerca octubre, también poniendo de nuestra parte, lo económico, porque sabemos que los fondos con los  que cuentan son limitados.

¿Cómo animarías a apoyar la misión?
Quizás promoviendo toda esta labor, que llevan a cabo los misioneros en los medios de comunicación, también en las parroquias y eso que, el trabajo que se está haciendo es bueno, porque el hecho de contar con varios misioneros durante este tiempo, que puedan acercarse a parroquias, colegios, grupos... para compartir su testimonio... eso es lo que animan a otras personas. Una iniciativa que en alguna vez me han contado algunos misioneros, es el tema de cartearse, el mantener la comunicación con los misioneros, continuar experimentando lo que ellos experimentan es algo bueno para animar a que otros jóvenes conozcan mejor la misión y se animen.


¿Te sientes Domund?

La verdad, que nunca me lo habían preguntado… pero…Si, me siento DOMUND, en el sentido de que, mi corazón y mi oración está con los misioneros, aunque creo que mi fe es bastante pequeñita en comparación con la de ellos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario