miércoles, 14 de diciembre de 2016

“LA NAVIDAD VIVE EN LOS CORAZONES DE LOS QUE LA DEJAN ENTRAR"

Queridos familiares, comunidades, bienhechores, amigos y todos cuantos leeréis este mensaje. De nuevo Navidad, de nuevo un año delante de cada uno de nosotros. ¿De qué lo llenaremos? Me gusta pensar en los colores que tendría que tener la bandera de estas fiestas navideñas: Tela de fondo los colores del arco iris, donde la esperanza, la alegría, el sacrificio, la oración, el don de sí mismo, el perdón…. están enlazados los unos con los otros… ¿No es así nuestra vida?
Pondría en evidencia dos de esos colores: El VERDE que es la inmensa esperanza que todos ponemos en el Emmanuel: “Dios con nosotros”. Esperanza que a veces se esconde en la técnica de nuestro siglo, magnifica, pero ¡también peligrosa! Señalo el color BLANCO para expresar nuestra sed de PAZ, de PUREZA, de VERDAD, de TRANSPARENCIA, de… 
Mensaje que nos trae El, Príncipe  DE LA PAZ, en un mundo donde la guerra y la violencia quieren estar en primera posición. Me pregunto: ¿soy artesano de Paz en esta sociedad, en mi familia, en mi círculo de amistades?, ¿Cómo educo a la PAZ?

Y yo, mi segundo año feliz en esta  barriada periférica de Kinshasa- SANGA MAMBA en una casa de ruptura familiar donde se capta con tanta pena la situación de estas 34 niñas y chicas, unas acusadas de ser brujas y como consecuencia echadas de sus casas,  otras abandonadas a causa de la miseria familiar, otras huérfanas, otras sin saber quiénes la trajeron a este mundo, me digo: Maricarmen, vale la pena de estar con ellas pues tienes un potencial en ti y es el DARLE AMOR y CAERIÑO…Esto me anima a seguir luchando y me hace feliz! Cuando nuestra Madre General vino  a visitarnos hicieron una coreografía preciosa sobre un canto: “mi historia es una historia de amor” En realidad, todas tenemos páginas de nuestra historia que nos han marcado, lo importante es servirnos de ellas para amar, para darnos, para acompañar… Por eso me siento muy feliz en medio de ellas.

En el Cole, los críos y jóvenes no nos faltan… pero a causa de su “Historia de Amor” ¿cuántos pagan? Y aquí se juega nuestra vida de cada día…para poder salir adelante, ¡y no sin quebraderos de cabeza! Por eso siento tanta gratitud cuando recibo una ayuda. Las gotitas de agua llenas el recipiente!!!
Por eso  marco mi vida del color VERDE y BLANCO. Solo se vive una vez y no quiero hacer de mi vida una papelera sino ¡un ramo de flores! ¡Ayúdame con tu oración para que sea así! GRACIAS

Ojala, tú que lees estas líneas adoptes también estos dos colores, el mundo nos brinda colores fosforescentes…pero, ¿son de verdad reales? Navidad, de nuevo Navidad, ¿cómo voy a acoger JESUS este año? Quiero que sepas que, el hecho de mandarte este mensaje me compromete a rezar mucho por ti. Te pido que tú también no me olvides esa noche donde, sin duda, no te faltará un trocito de turrón….Comételo con alegría, da gracias por tenerlo… pero si puedes, dedica un segundo para pensar en los que no tienen lo esencial.
 Que pases una Navidad muy feliz y que el año 2017 llene tu corazón de cuanto sueñas.
Con cariño recibe un beso y un abrazo de esta misionera feliz.


                   Sor Mari-Carmen Larai  (Misionera salesiana en el Congo)

No hay comentarios :

Publicar un comentario