martes, 2 de junio de 2015

EL CARDENAL FILONI ABRE LA ASAMBLEA DE LAS OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS EN ROMA



Con la intervención del cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, comenzaba ayer en Roma la Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias. El responsable de la Iglesia misionera se dirigió a los directores nacional de las OMP para poner de relieve la universalidad del Reino, reflejada en ellos, llegados desde todos los puntos cardinales. “Por eso, tanto la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, como las Obras Misionales Pontificias, OMP, son el instrumento privilegiado de la universalidad de la Iglesia, que supera los límites geográficos”.

El Prefecto del dicasterio misionero señaló que “las OMP son necesarias para despertar en los fieles y en las diócesis la reflexión sobre la misión, para que no se replieguen sobre sí mismas y estén en misión permanente, expresión de la verdadera realidad de la Iglesia como instrumento de la salvación”.

“Al ser las Obras Misionales el instrumento privilegiado para que la Iglesia universal, las Conferencias Episcopales y las Iglesias locales realicen su actividad misionera, tienen un único objetivo: compartir personas y recursos en un clima de solidaridad”. El cardenal añadió que gracias a las OMP se evita “la tentación de las Iglesias locales de atender estas necesidades por sí mismas, dedicándose en exclusiva a las Iglesias locales más próximas por razones lingüísticas y sociológicas. Si se cede a esta tentación muchas iglesias quedarían excluidas. No se puede perder esta dimensión universal. A veces algunos obispos desean resolver los problemas por sí mismos o a través de la firma de compromisos particulares con una iglesia de misión en particular. Para estos compromisos se pueden organizar otras jornadas o colectas pero nunca aprovechar para ello la Jornada del DOMUND”. El cardenal Filoni animó a que la revisión de los Estatutos de las Obras Misionales, que ahora está en marcha, contribuya a este fin.

Además hizo referencia a la necesidad de vivir la espiritualidad de las Obras, que implica caminar al paso de Dios, teniendo siempre presentes a los dos patronos de las misiones, Teresa del Niño Jesús y Francisco Javier, y a los fundadores de las cuatro Obras.
Ante el próximo Jubileo de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco, debemos “abrir el corazón a los que viven en las periferias existenciales, llevar una palabra al que sufre, devolver la dignidad a aquel a quien se le ha arrebatado”.

El cardenal informó también que, con motivo del 50 aniversario del Decreto conciliar Ad Gentes, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos está preparando un congreso para noviembre. Es una oportunidad para tomar conciencia de los cambios que han tenido lugar estos 50 años. Un ejemplo es el número de sacerdotes en África. En la actualidad solo hay 3.500 sacerdotes misioneros venidos de fuera y más de 30.000 sacerdotes locales. Hoy “se está dando el paso del primer anuncio a la acción pastoral, que conlleva una pregunta dirigida a las Iglesia jóvenes: “¿que pueden y deben hacer en la Evangelización del mundo?”.


El cardenal Filoni formuló cuatro sugerencias a la asamblea: “Dar paso a la creatividad evangelizadora. No se puede ni se debe continuar con lo mismo de siempre”, sin olvidar lo esencial. La segunda sugerencia, “dar primacía a la gracia en la cooperación misionera”. La llamada a la animación misionera ha de ser continua durante el año, porque si la formación está viva repercutirá en la cooperación económica. De ahí que haya que fomentar, como tercera sugerencia, la limosna evangélica. En cuanto al DOMUND, sugirió la posibilidad de tener el mismo lema para todas las Iglesias, centrado en el mensaje del Papa para esta jornada misionera.

No hay comentarios :

Publicar un comentario