miércoles, 23 de septiembre de 2015

CANONIZACIÓN DE JUNÍPERO SERRA, MISIONERO ESPAÑOL

Fray Junípero Serra, mallorquín de nacimiento, será hoy canonizado por el Papa Francisco en Washington. Este misionero español llevó el Evangelio al suroeste de Estados Unidos y fundó nueve misiones en el siglo XVIII. Con su canonización "equipolente" -es decir, de forma extraordinaria sin necesidad de milagro-, el Papa valora el trabajo de tantos misioneros españoles que evangelizaron América y hace una llamada a toda la Iglesia a la misión. Una delegación de Mallorca de 60 personas, encabezada por el obispo, asistirá a los actos.
"Fray Junípero fue un personaje controvertido en vida y en sepultura", explica José A. Sanz, sacerdote misionero español en California y autor del libro Cruces y flechas. Fray Junípero Serra y los Gentiles, que se publicará en las próximas semanas. "En los últimos años del siglo XIX y principios del XX se le tuvo como el 'héroe evangelizador' de California. A mitad del siglo XX, cuando empezaron los movimientos de liberación de los africanos, hispanos, etc, fray Junípero pasó a ser el hombre cruel que atormentaba a los indios", explica. De hecho esta canonización ha sido mal recibida por grupos de nativos norteamericanos.
Sea como fuere, este misionero español dejó su cátedra de profesor en Mallorca para anunciar el Evangelio a la periferia más alejada de entonces, que era California. Sanz afirma que fray Junípero vivió con gran descontento el tiempo en el que le tocó vivir, "haciendo que su vida fuera vivida en tensión continua, especialmente contra los gobernadores militares y los colonos que querían 'usar' y 'abusar' de los indios". De hecho, el futuro santo intercedió ante el virrey en Ciudad de México por los indígenas, donde presentó un documento llamado Representación, que ha sido considerado una carta de derechos de los indios.
Fray Junípero estaba convencido que la misión era el instrumento más adecuado para evangelizar y ayudar a los nómadas y evitar así que fueran presa de las ambiciones de los colonos y políticos de la época. Fundó nueve misiones, en las que además de evangelizar, enseñaba agricultura, ganadería y artesanía. "Aunque excepcionalmente hubo malos ejemplos, la mayor parte de los misioneros consumieron sus vidas entregándose con auténtica caridad cristiana a la evangelización", afirma Guzmán Carriquiry, secretario general de la CAL (Pontificia Comisión para América Latina), en su escrito Junípero Serra en el contexto de la evangelización de América. Significado y alcance de su canonización. En él denuncia que se le haya tachado al nuevo santo de racista, cuando entregó su vida por los indígenas y les defendió.
El Papa Francisco reconoce su santidad al canonizarle hoy, con un procedimiento extraordinario, sin necesidad de contar con un milagro. "Es como si el papa Francisco invitara a todos los fieles a crecer en una santidad caracterizada, especialmente en nuestros días, por el testimonio misionero", explica Carriquiry. Fray Junípero, que está representado con una estatua en el Capitolio de Washington entre los padres fundadores y otros personajes destacados, se convierte por tanto en el primer santo hispano en Estados Unidos. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario